“En junio vamos a tener una plataforma electrónica que une el perfil laboral del migrante con la demanda laboral de la provincia”

Exclusivo, habla Horacio García Director de Migraciones sobre el plan del Gobierno para que los migrantes venezolanos vayan a las provincias.

Los venezolanos que escapan de su país por la crisis política y económica y que llegan a la Argentina se han convertido en la oleada migratoria más importante de los últimos años.

Hoy son la tercera comunidad después de los paraguayos y bolivianos.Y la más calificada de toda la historia de la Argentina.

Grupo de Venezolanos en Argentina.

Estimaciones del Ministerio del Interior hablan que todavía podrían llegar otras cien mil personas más.Para ello el gobierno nacional ya estudia políticas para poder encauzar esta nueva oleada migratoria. Teniendo en consideración varios planes.

Horacio García, director de Migraciones,en diálogo exclusivo con PICA nos cuenta algunas de esas iniciativas.

»Estamos trabajando con algunas provincias como:Río Negro, Chubut, Neuquén, San Juan y Jujuy» comentó Horacio. A su vez, señaló que en junio van a tener la plataforma electrónica con fondos de ACNUR para unir el perfil laboral del migrante con la demanda de la provincia.

‘Hoy la radicación es electrónica y el migrante tiene una solapa donde vuelca su experiencia laboral.Al migrante le va a llegar a su casilla de correo el ofrecimiento de la provincia y a la provincia el perfil del migrante que requiere»explicó.

Remarca también que se orientaron al interior, médicos, ingenieros, técnicos,personal para los corredores frutículas. Detalló »Serán alrededor de quinientos, es poco pero hay que revertir una tendencia histórica hacia la concentración de CABA y el conurbano».

El Director de Migraciones, remarcó que hay que lanzar el Consejo en donde participen todas las provincias y los ministerios nacionales y poner sobre la mesa conceptos de »zonas de promoción’‘ provinciales e »incentivos» para los migrantes.

Artículo anteriorEl dólar opera a la baja
Artículo siguienteNicole Neumman y el bozal legal contra Cubero y Viciconte