Game of Trones: lo que dejó el cuarto capítulo

ALERTA SPOILER. La nueva entrega de GOT,fiel a su estilo, nos dejó más interrogantes que certezas a dos capítulo del final definitivo.

Primero, casi al inicio del capítulo, vemos marcharse a Arya de Winterfell, ¿Irá a completar su lista encabezada por Cersei Lannister?

Segundo, se enciende la chispa tan esperada entre Jaime Lannister y (ahora) Ser Brienne of Tarth, dejando de lado al simpático Tormund Matagigantes, pero después de que el rubio Lannister se entera las noticias que llegan de Rocadragón decide volver a Desembarco del Rey, pero ¿con qué fin? ¿Apoyar a su amada hermana? ¿Hacerla entrar en razón? ¿Acaso enfrentarla?

Tercero, Daenerys ve el amor incondicional del Norte a Jon Snow, así da el primer paso hacia la desconfianza y después de pedirle que no revele a nadie más cual es su verdadera identidad (el real heredero al trono), Jon no puede con su lealtad y les hace saber a sus hermanas Sansa y Arya la verdad. Entonces la pregunta es: ¿Es cierto que no le importa el trono? ¿Esta armando una nueva revuelta que surga en el Norte? ¿Es realmente fiel y sincero?

Sansa, decide revelarle a Tyrion Lannister la verdadera identidad de Jon, que instantáneamente pasa a manos de Varys también. ¿Fue casual? ¿Fue una demostración de odio hacia Daenerys? ¿Fue consensuado?

Estos dos consejeros con la información en sus manos empiezan a dudar de que hacer con ella, es decir, ¿siguen apoyándo a la Madre de los Dragones a pesar de sus erráticos comportamientos? ¿O dan lugar al verdadero heredero?

Por su parte, Cersei tan astuta como estratega, deja entrar a la fortaleza de Desembarco del Rey al pueblo, demostrando demagógicamente, su interés, pero a las claras vemos que es para impedir que los dragones arrasen con todo.

Con esta nueva información, los consejeros de Daenerys Targaryen, temen que siga los pasos de su padre, el afamado Rey Loco, e incendie la ciudad cobrándose miles de victimas inocentes. Aquí debemos sumar las nuevas perdidas que sufrió el equipo dispuesto a conquistar, ni más ni menos que un dragón y una antigua consejera, con todo esto: ¿seguirá, efectivamente, el camino de su padre? ¿Llegará a trono? Si lo hace, ¿será siendo una déspota, eso que se jacta de haber llegado a combatir?

Estas son algunas de las preguntas que tendremos que esperar hasta la semana que viene para responder.

Gran parte de los usuarios de Twitter destacaron, por sobre todo lo ocurrido, que Jon Snow de a su lobo en adopción sin siquiera hacerle un mimo antes de irse. Hasta incluso pusieron en duda la honestidad del personaje. En la misma red social corren imágenes que al inicio del capítulo ¡se olvidaron un vaso de café de cartón sobre la mesa!

Artículo anteriorHay un femicidio cada 33 horas en Argentina
Artículo siguienteExclusivo|Vidal: “Necesitamos sostener un sistema de seguridad social”