“La fruta engorda” : ¿Mito o realidad?

Mucha gente ha desterrado la fruta de su dieta al ser conocida popularmente como “La golosina natural” por su alto contenido de fructosa, un tipo de azúcar totalmente natural. 

Según un estudio del escritor y consultor científico: Stephan Gueynet , tras realizar una revisión sistemática de la literatura científica, demuestra que la fruta entera y fresca no contribuye a la obesidad e incluso puede dar lugar a la prevención y manejo del exceso de grasa corporal.

Algunos de los beneficios: 

  • Mejora la microbiota intestinal
  • Mejora el consumo de vitaminas y minerales
  • Genera saciedad
  • Tiene baja palatabilidad
  •  Aporta fibras, fitoquímicos, antioxidantes, entre otros. 

Ahora bien, ¿Jugo de fruta o fruta fresca y entera? la literatura científica sugiere consumir frutas enteras porque al licuarla técnicamente lo que pasa es que se separa la fibra, es decir la parte saludable, de la azúcar intrínseca de la fruta y al separarla deja de ser tan saludable. 

Por María del Rosario Gardey.

Artículo anteriorJulio sin plástico
Artículo siguiente“Sistema Riachuelo”: La obra más importante de los últimos 70 años