Los testigos de Jehová decidieron no tocar más puertas

Las autoridades mundiales de este culto decidieron abandonar el tradicional evangelismo del timbre al que estaban mandados sus fieles. En lugar de eso, ahora Miryam y Omar dedican varias tardes a la semana a hacer llamados telefónicos o a mandar mensajes de WhatsApp.

“En estos 500 días, solo una vez una persona me contestó mal cuando la llamé por teléfono. Los demás, algunos piden disculpas y cortan, otros se quedan conversando, pero en general la gente es más amable de esta forma”, asegura Omar. Al cambiar las formas, también cambiaron los resultados, dicen. “La pandemia cambió mucho a la gente. Nos encontramos con mucha gente angustiada, sola, deprimida, que está atravesando horas bajas, baches emocionales y cuando uno simplemente los llama y le pregunta cómo están atravesando la pandemia, se abren con nosotros y nos agradecen el llamado”, agrega.

Sergio Veltri es uno de los voceros de los testigos de Jehová en el país, que tiene 160.000 miembros. Traduce en números esa sensación que tiene Omar: “Durante la pandemia, decidimos suspender todos los cultos presenciales y todas las actividades, como ir a evangelizar casa por casa. Todas nuestras actividades son virtuales. Y la respuesta fue positiva. Tuvimos un aumento del 25% en la gente que se suma a estudios bíblicos gratuitos y un 30% más de asistencia a las reuniones”, se entusiasma.

Es la primera vez desde 1897 que se suspenden las asambleas mundiales y la primera vez en su historia que los miembros dejan de tocar el timbre, salvo en épocas de proscripciones religiosas.

Cambiar de método para dar a conocer su mensaje mejoró su performance. ¿Sería posible que después de esta experiencia, cuando finalice la pandemia, los testigos de Jehová tomen la decisión de abandonar el timbrado?. “Esa es una decisión que deberán tomar las autoridades en la central mundial, que está en Warwick, (en el estado de Nueva York). No tenemos información de que eso vaya a ocurrir. Más bien es una decisión temporal. Pero lo cierto es que por ahora, aunque podríamos salir a evangelizar por las casas, ya que las restricciones se levantaron o también podríamos reunirnos en los templos, se ha decidido no hacerlo. Aunque seguramente más adelante volveremos”, dice Veltri.(La Nación)

Artículo anteriorAlberto Fernández encabezará la apertura de la cumbre latinoamericana sobre cambio climático
Artículo siguienteEl hijo de Sergio Denis denunciará al Frente de Todos por el uso de la canción “Te quiero tanto” en sus spots