Massa dijo que “la situación es crítica” y que anunciará un congelamiento de precios el viernes

El ministro de Economía, Sergio Massa, afirmó esta noche que la situación económica “todavía es crítica”, pese a que dijo que cumplirá las metas fijadas con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que busca llegar a diciembre de 2023 con una inflación por debajo del 3% mensual y que el viernes anunciará un congelamiento de precios de 1400 productos. Massa no quiso dar precisiones sobre si habrá o no un nuevo dólar soja en el futuro cercano en medio de la sangría de reservas.

En una entrevista con TN, el titular del Palacio de Hacienda señaló que el viernes al mediodía anunciará el programa Precios Justos. Massa aclaró que incluye a más de 100 empresas que representan el 86% del consumo de los argentinos. Dijo que serán 1400 precios “fijos” por 120 días. El resto de los productos de esas empresas sólo crecerán 4% por mes. Admitió que les ofrecieron a las firmas garantías para poder importar sus productos como contrapartida.

“Mi principal obligación para 2023 es bajar la inflación”, estimó cuando le preguntaron por posibles candidaturas presidenciales para el año que viene. Antes había dicho que buscaría que en diciembre de 2023 se llegara con una suba de precios de menos del 3% mensual. Criticó entonces a Mauricio Macri cuando minimizó la dificultad de resolver el problema y sugirió que no acuerda con los planes de shock -que incluyan devaluación- para terminar con la persistente suba de precios. “Hay que construir superávit fiscal para cuidar nuestro gasto público, superávit comercial para vender trabajo argentino al mundo y acumular reservas para tener una moneda fuerte y creíble”, agregó.

Massa agregó que se reunirá con la titular de la Anses, Fernanda Raverta, para realizar un anuncio con relación a los jubilados. Mañana se conoce el índice salarios de Indec, que determina el alza para los pasivos, según la fórmula oficial.

“Hay que cuidar en qué se gastan los dólares”, dijo, por otra parte, el ministro de Economía, que criticó el “festival de importaciones”. Dijo que más de 28.000 empresas ya pudieron operar con el SIRA, el nuevo sistema de permisos de importación. Las empresas vienen criticando duramente el “apagón” y la falta de insumos para producir.

“Creo que vamos a crear con mayor nivel de acumulación de reservas que lo que tenemos hoy”, dijo Massa y agregó: “Ordenamos y bastante el régimen de importaciones”. Luego celebró la decisión de “las devaluaciones fiscales”, la imposición del dólar Qatar, ya que dijo que demuestra que cuáles son “las prioridades en el funcionamiento del mercado de cambios”. Luego remarcó, en ese sentido: “Los dólares son para la producción”. Antes, había remarcado el crecimiento de las exportaciones, pero no había aclarado si habrá o no un nuevo mecanismo similar al dólar soja para sumar dólares en medio de la sangría que vive el Banco Central (BCRA). Sobre esta dijo que la pérdida de dólares se debe a pagos atrasados de energía (en la entidad que dirige Miguel Pesce afirman que son particularmente a Bolivia).

“Vamos a cerrar el año cumpliendo la meta (fiscal) de 2,5% y con reservas por arriba de los US$6000 millones”, prometió Massa, que remarcó la decisión de no usar adelantos transitorios y el canje de deuda en pesos.

Al comienzo de la entrevista, Massa tuvo tiempo para cuestionar duramente a Martín Guzmán, aunque sin nombrarlo. Reveló que cuando asumió la cartera, a comienzos de agosto, había “un déficit fiscal proyectado del 12,4%, reservas negativas y todos los dólares financieros por encima de los $350″.

“La situación todavía no es cómoda, es crítica y por eso pedimos austeridad en el gasto, y concentramos las decisiones de inversión en la secretaría de Hacienda”, aseguró el ministro de Economía. (la Nación)

 

 

Artículo anteriorLa Fiscalía pedirá que Cristina Kirchner sea enviada a juicio oral
Artículo siguienteEl Gobierno afirma que les sacará los planes sociales a los beneficiarios que compraron dólares y presentaron Bienes Personales