Máximo Kirchner duro con Macri y el Gobierno: habló de “trabajadores traicionados” y tildó al exmandatario de “maleducado”

Máximo Kirchner, fue uno de los oradores más salientes del acto que llevó a cabo el Frente de Todos y organizaciones sindicales afines en la Plaza de Mayo en conmemoración del Día de la Lealtad.

Kirchner fue duro con el Gobierno de Alberto Fernández, al hablar de “trabajadores que esperan que dejen de traicionarlos” y criticó sin medias tintas a Mauricio Macri a quien tildó de “maleducado”.

El legislador y líder de La Cámpora extendió además “el saludo de la compañera Cristina (Fernández de Kirchner)” a los presentes.

“Mauricio Macri no contaba con un plan de gobierno, sino que lo que se iba a llevar adelante era un verdadero plan de negocios donde lo que menos contaba era la educación de los ciudadanos y las ciudadanas, la salud, la seguridad. Destrozaron el Estado, rompieron algo que al pueblo le había costado mucho construir”, dijo Kirchner sobre el gobierno anterior.

“Cuando uno escucha a Macri hablar de que la sociedad argentina es una sociedad fracasada. ¡Maleducado! Si alguien fracasó no fue la sociedad, fue Macri que no estuvo a la altura de las circunstancias ni lo que la hora demandaba. ¡Maleducado! Alguien que lo ha tenido todo en la vida ¿por qué tratar así a su propio pueblo que confió en él para llevarlo adelante?”, apuntó.

Ante el panorama electoral de cara a 2023, Kirchner advirtió que “del otro lado se avecinan tres flexibilizaciones: la laboral, la impositiva y la ambiental”, y detalló que “estos tres ejes son el punto nodal de negociación que el poder económico y financiero quiere sobre nuestro país”.

También consideró que “el tema de la deuda no está solucionado y la curva de vencimientos que tiene nuestro país, para cualquier candidato que aspire a ser Presidente y gobernar, es un verdadero problema”.

Recordó que “cuando las grandes cerealeras tenían que ayudar a la Argentina, hubo que hacerles un precio especial porque si no, no liquidaban los granos”, y llamó a la gente a que “tenga el mismo grado de conciencia que tienen los dueños y las dueñas del país a la hora de defender sus intereses”.

“Esa deuda de 44 mil millones de dólares con el FMI de otros 60 mil millones con los acreedores privados yo les quiero preguntar: ¿Ustedes vieron esa deuda en sus barrios? ¿Vieron mejores hospitales, mejores escuelas, más patrulleros? Nada. Lo que hubo fue nada. Nos han dejado una cuenta que es impagable de la manera que está organizada“, insistió.

“Son días difíciles, complejos, pero juntos, organizados, debatiendo, desde nuestra verdad relativa para buscar una síntesis superadora, sé que la inteligencia del pueblo será superior a cualquier nueva traición que anide en el poder”, aseguró el dirigente, y reflexionó: “Los mismos trabajadores que aceptaron durante la pandemia un descuento en el salario, entendiendo que al no asistir a su trabajo era la mejor manera de contribuir a la Patria, esos trabajadores son los que hoy están esperando de una buena vez por todas que dejen de traicionarlos porque son difíciles las peleas. Y con conocimiento de causa les puedo decir que entre el 25 de mayo del 2003 y el 10 de diciembre del 2015 todos los días era peldaño por peldaño para salir del infierno. Nos hubiera gustado hacer mucho más, pero cada cosa que se hizo siempre fue teniendo en cuenta que en el centro de la acción debe estar el ser humano para así poder desarrollar un país, sueños, anhelos que tiene nuestra sociedad”.

A su vez, de cara a las elecciones del año que viene, consideró: “No podemos darnos el lujo de la tristeza, tiene que haber esperanza. Esta plaza demuestra que vamos a poder salir adelante y ofrecer en 2023 a la sociedad argentina un proyecto de país que realmente la interprete, la contenga”. (DIB)

Artículo anteriorKarim Benzema ganó el Balón de Oro
Artículo siguienteLos bancos alertan por las complicaciones para aplicar el dólar Qatar y la AFIP evalúa cobrarlo retroactivo