Una región italiana contratará a profesionales argentinos y les pagará 6000 euros por mes

Se firmó un acuerdo entre la Universidad Nacional de Rosario (UNR) y la comuna italiana de Mussomeli con el objetivo de abrir una convocatoria entre graduados en medicina de la universidad santafesina. A través de este documento Sicilia quiere atraer a 2251 médicos, de los cuales 23 van a ser asignados a la comuna Mussomeli y el resto a toda la región siciliana.

En esa zona necesitan anestesiólogos, ginecólogos, clínicos, cirujanos, psiquiatras y odontólogos, entre otras especialidades. “Tenemos que cubrir muchos puestos. Comenzarán ganando un salario base de 6000 euros a los que luego se sumarán premios, horas extras y pago por especialidad. Algunos profesionales llegarán a ganar cerca de 10.000 euros por mes, según la especialidad y experiencia”, explica Erica Moscatello, presidenta de la consultora Caccipit para la Administración Pública y las empresas y embajadora de CONFAPI Sicilia (Confederazione italiana della piccola e media industria privata), confederación integrada por 80.000 empresas sicilianas. Moscatello es argentina, pero vive hace cinco años en Italia y hace 20 en Europa.

Se trata de una iniciativa sin precedente, según aseguran los firmantes. Es la primera vez que Mussomeli incorporará médicos argentinos a su sistema de salud. Lo interesante es que la convocatoria no establece mínimo ni máximo de edad y abarca todas las especialidades médicas posibles: pueden ser profesionales recién egresados o médicos ya experimentados.

Para ayudar a los profesionales con la gestión, la comuna italiana contrató un equipo técnico que se encargará de la homologación de los títulos de cada médico.

Pasos por seguir

La convocatoria estará a cargo de la UNR y, una vez que se homologan los títulos los médicos argentinos interesados, van a Italia. El pasaje lo deberán pagar con sus propios recursos, pero al llegar ya tienen un contrato laboral y una ayuda para realizar los trámites y encontrar un lugar dónde vivir.

Esta particular convocatoria no exige que los médicos tengan la ciudadanía, porque entran a Italia con el permiso de residencia por contrato laboral. Tampoco se les exige que sepan hablar italiano, ya que tendrán a su disposición un profesor que les enseñará el idioma cuando lleguen.

El principal objetivo es cubrir la carencia de médicos que tiene Italia. “Varios consultorios debieron cerrar momentáneamente por la falta de médicos. Con este acuerdo queremos no solo cubrir esta demanda sino que los profesionales se queden a vivir acá”, cuenta Moscatello.

El origen del convenio

“Nos contactaron para generar en conjunto un proyecto de un polo tecnológico en Sicilia, pero en ese caso fue una convocatoria realizada por la Unión Europea para fortalecimiento del sur de Italia. Desde que presentamos ese proyecto entablamos contacto con el municipio. Así fue que el intendente nos comentó sobre su problemática: el déficit de profesionales en la salud en varios estados del sur de Italia. Y dijo que estaban interesados en darles algún beneficio y contratación a médicos para que vayan a vivir allá. Además, nos resaltó que la UNR es reconocida por la formación de profesionales de la salud”, resume Elena Gasparri, secretaria del Área de Ciencia, Tecnología e Innovación para el Desarrollo de la Universidad Nacional de Rosario (UNR).

De esta manera conjuntamente empezaron a ver cómo podían promover esta acción y terminaron firmando el convenio.

Las playas de Sicilia
Las playas de SiciliaGentileza: CACCIPIT

La convocatoria será lanzada por la UNR en febrero y solo podrán participar graduados de esta institución. “Creo que es una gran oportunidad como proyecto de internacionalización de nuestra universidad. De todas maneras, este es solo el comienzo porque los funcionarios de Italia manifestaron que otras comunidades, que también necesitan médicos, podrían realizar acciones similares en el futuro”, adelanta Gasparri.

Por su parte, Franco Bartolacci, rector de la UNR, destaca que toman esta iniciativa como un reconocimiento a la formación de excelencia de su universidad y considera que será muy importante para el proceso de internacionalización de su institución. “Tenemos múltiples convenios y redes con diferentes universidades de Italia, pero este caso se inscribe dentro de un proyecto más amplio, que es el desarrollo de un polo científico-tecnológico del municipio en el cual va a contribuir nuestra universidad, en caso de salir elegidos”, agrega. ( La Nación)

Artículo anteriorLa Corte Suprema declaró inconstitucional la ley del Consejo de la Magistratura
Artículo siguienteAlberto confirmó un bono de $ 8 mil para quienes cobran la jubilación mínima